Crítica al Proyecto +Nutridos, Cuaderno 2.

Proyecto Masnutridos. Cuaderno nº 2

 Hacia la desnutrición cero en centros hospitalarios: plan de acción

¡Quien lo pillara!. Porque, si el fundamento sigue siendo utilizar herramientas que obligan a esperar a que la desnutrición se evidencie anatómicamente, jamás lo veremos ya que ¿Cómo se va a prevenir la desnutrición con las herramientas elegidas si hay que esperar a que se produzca para poder detectarla?.

 INTRODUCCIÓN

            Empieza refiriéndose a la desnutrición relacionada solo con la enfermedad, olvidando el importantísimo papel etiológico del tratamiento en la práctica clínica.

            El análisis inicial del problema es correcto compendiando expresivos aspectos económicos y legislativos en apoyo del cribado.

            Tras una breve exposición de las situaciones en Holanda y España, que refleja lo mucho que nos falta por hacer, despliega el esbozo de un Plan estratégico general sobre 6 puntos, de los que comentamos alguno de ellos y que podría ser ampliado en alguno mas:

1.- Bien estaría el empezar por la formación del personal en esta materia, pero lo encuentro utópico con estos medios.

            No veo consistente la planificación del “Desarrollo de un programa de sesiones formativas en la hora bisagra en los centros asistenciales”. Mas bien imposible conociendo la escasez de personal y el nivel de formación al no disponer de dietistas en nuestras plantillas.

            En el desarrollo del programa mezcla confusa y peligrosamente conceptos como cribado, valoración nutricional y evaluación del riesgo sin especificar los niveles profesionales requeridos y los tiempos de actuación de los mismos.

4.- Propone “Estandarizar un plan de Monitorización de los cuidados y tratamientos nutricionales imprescindible en la evolución del paciente desnutrido”. Incurre en la misma falla: la monitorización debería aplicarse antes de que se desnutra, desde que se capta el riesgo, para actuar sobre él y evitar la desnutrición si éste aumenta. Por otro lado la monitorización nutricional requiere un seguimiento mucho más estrecho y ágil del que permiten los métodos antropométricos.

            Respecto al cribado nutricional (ya en la Pág. 9), me limito a repetir que las herramientas elegidas son inadecuadas para su aplicación al paciente ingresado donde la suma del estrés enfermedad, hospitalización y tratamiento exigen mucha mas sensibilidad para captar sus rápidas oscilaciones

            No procede seguir pormenorizando en la planificación cuando contiene demasiados puntos dependientes de contar con la herramienta adecuada para poderlos llevar a cabo. Con estos medios no se puede aspirar a alcanzar los fines propuestos, al menos en hospital. Es la razón por la que prescindo de seguir haciendo una glosa detallada del proyecto.

            En resumen: Recurriendo a métodos automáticos se ahorrarían infinidad de horas en formación y trabajo de cribado, se ganaría en calidad asistencial, en eficiencia, en precisión y seguridad detectando el riesgo antes de que llegue a manifestarse la desnutrición y se evitaría rebasar la responsabilidad de un personal escaso, ya sobrecargado y sin la adecuada formación al carecer de Dietistas, a diferencia de holandés por ejemplo.

http://www.senpe.com/DOCS/MASNUTRIDOS/CUADERNO2_Masnutridos_Senpe.pdf

Esta entrada fue publicada en Desnutrición Clinica, Métodos de evaluación /screening nutricional, Problemas y Soluciones, Screening. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s