Cribado nutricional con parámetros analíticos

Tras años de discrepancia con el Comité Científico de la SENPE optamos por actualizar conceptos en materia de CRIBADO NUTRICIONAL al objeto de ordenar las ideas y evitar el confusionismo que mantiene paralizada la posibilidad de abordar adecuadamente el problema generado por la Desnutrición Clínica, con de miles de fallecimientos innecesarios, muchos miles de días de retraso en curaciones y millones de euros malgastados. Esto son las consecuencias de seguir a ciegas consignas aceptadas internacionalmente, pero equivocadas por basase en premisas inexactas y el inexplicable mantenimiento de tópicos falsos.

Las conclusiones de este artículo expresan claramente las ventajas de los parámetros analíticos en el cribado del riesgo nutricional:

Conclusiones
Los sistemas de cribado nutricional van dirigidos a sujetos en situación o riesgo de alteración del estado nutricional (no necesariamente a sujetos ya desnutridos), con el objeto de actuar precozmente sobre ellos.
Las herramientas manuales de cribado actualmente recomendadas buscan la desnutrición. Vienen a ser miniaturas de sistemas de diagnóstico de desnutrición y la detectan cuando el riesgo ya se ha hecho realidad, tardando en lograrlo más de lo necesario en la clínica. Resultan más lentos, engorrosos, caros e imprecisos, incluyendo demasiadas apreciaciones subjetivas
Sin embargo, los métodos basados en parámetros analíticos detectan los cambios automáticamente, y los cuantifican directamente en el propio entorno tisular, permitiendo valorar, por su cuantía o persistencia, el riesgo de que se agrave. Estos registros forman parte de los datos clínicos utilizados rutinariamente en el control clínico del paciente.
En líneas generales estos sistemas de cribado han demostrado que:
1. Se basan en argumentos de suficiente rigor científico.
2. Son más sensibles a los frecuentes cambios experimentados en el equilibrio nutricional del paciente hospitalizado y tratado.
3. Captan la alteración nutricional en su periodo de latencia, anticipándose a las manifestaciones anatómicas que expresan desnutrición.
4. Resultan más eficientes y fáciles de aplicar, incluso automáticamente, lo que los hace más objetivos, reproducibles y eficientes.
5. Pueden incluirse directamente en los protocolos de vigilancia de la situación clínica de nuestros pacientes, mejorando la calidad asistencial.
6. No requieren dedicación de tiempo ni otros recursos adicionales para la obtención de datos anamnésicos o antropométricos específicos.
7. No suponen ninguna molestia a los interesados,
8. Facilitan la toma de decisiones al dar a conocer a priori los riesgos previstos
9. Están disponibles en el entorno hospitalario, ambulatorio, residencial o domiciliario, sin aumento de protocolos, costos o dedicación de personal.
10. Cumplen la totalidad de los requisitos exigidos a los métodos de cribado por Consejo de Europa en sus recomendaciones del 2003.

Texto completo en español Cribado Nutricional 

English version:  Nutritional screening

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Conceptos, Desnutrición Clinica, Divulgación del método CONUT, Métodos de evaluación /screening nutricional, Nuevas utilidades de CONUT, Screening, Trofopatía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s