Crónica del XXVI Congreso SENPE

Crónica del XXVI Congreso SENPE

He tenido grandes satisfacciones la semana pasada con motivo de mi asistencia al XXVI Congreso nacional de la SENPE en Girona debidas a la nueva visita a la ciudad, al Palacio de Congresos, a la magnífica organización por parte de los Comités Científico y Organizador y la Secretaría Técnica, las innovaciones en el sistema de exposición y presentación de los pósters y la calidad de cuantas Conferencias, comunicaciones y otras exposiciones he podido disfrutar.

Desde mi compromiso con el control de la desnutrición en la clínica he obtenido también nuevas satisfacciones:

– Una de las seis comunicaciones seleccionadas trata de los métodos de detección y valoración de la desnutrición. Y se basa en el CONUT.

– 23 de los 141 pósters expuestos se ocupan de la problemática de la desnutrición en la enfermedad (lo que me gustaría se acabase conociendo como Desnutrición Clínica).

– Y mas de la mitad de estos trabajos se basan, manejan o comparan el método CONUT® de cribado de la desnutrición con otros procedimientos.

No es posible resumir en el comentario de hoy la totalidad de los temas tratados, pero voy a pararme un poco en tres de los que creo cabe destacar:

1- la Comunicación del H. de la Arrixaca de Murcia, seleccionada como una de las seis mejores,

2- el poster de La Paz de Madrid, destacado por la casuística que maneja, de 6.041 controles realizados en 6 meses y en el que han tenido la amabilidad de incluirnos como coautores y

3- El presentado por dos hospitales baleares utilizando un nuevo método de cribado automático (FANBAL).

De entrada, al leer la reseña de la Comunicación presentada por EL hospital V. de la Arrixaca y la Universidad de San Antonio de Murcia “Correlación de las escalas CONUT, VGS y NRS-2002 en la valoración de la desnutrición hospitalaria”, me satisfizo bastante saber que la selección de los 153 pacientes de su estudio se había hecho con  CONUT® y que, a primera vista, era muy alto el grado de coincidencia entre éste método y la Valoración Global Subjetiva (el 82,4 % de los seleccionados por CONUT como desnutridos lo eran también por el SGA). Aunque yo me perdí un poco en los análisis estadísticos y la metodología utilizada, me sorprendió que en las conclusiones se afirme que “Los datos bioquímicos por sí solos no son buenos marcadores de desnutrición”. Precisamente acabamos de recibir el último numero de Nutrición Hospitalaria, donde publicamos un trabajo en defensa del uso de los marcadores analíticos en la valoración de la desnutrición.

No entiendo esta afirmación cuando este método de cribado que utiliza solo marcadores analíticos coincide en tan alto grado con la SGA, método que nosotros consideramos como válido para la valoración del estado de nutrición (no solo como sistema de cribado). Dejo en manos de nuestros expertos epidemiólogos los comentarios de los datos estadísticos y me encantará que discutamos en este blog cualquier discrepancia entre las interpretaciones de unos y otros.

La cuarta conclusión de este trabajo afirma “El CONUT debe combinarse con otros métodos de cribaje más sencillos para detectar un mayor número de pacientes desnutridos”. Y aquí discrepo ya que, por un lado, entiendo que no hay método de cribado mas sencillo que éste pues solo requiere recoger los informes del laboratorio de los enfermos a los que sus médicos les han pedido un simple perfil básico como rutina de su seguimiento. Incluso, pidiendo al Laboratorio que lo automatice, el Servicio de Nutrición puede recibir a diario un listado con todos los pacientes analizados en los que ha saltado la alerta de desnutrición, su grado, ubicación, etc. Yo diría que mas sencillo y económico imposible. Quizás a ellos les haya resultado mas complicado si no han podido automatizar el procedimiento informáticamente, como es seguro que conseguirán en breve.

Sí estaría de acuerdo con los autores en la necesidad de recurrir a procedimientos mas precisos y complejos de valoración nutricional, sea tras la alerta de desnutrición generada por el sistema de filtro, sea porque la clínica hace sospechar que el paciente pueda estar desnutrido. Es lo que preconizó la ESPEN y recomendó el Consejo de Europa.

El póster que expone la mayor casuística de todos es el presentado por la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del H.U. La Paz, utilizando el procedimiento desarrollado en el H. U. de la Princesa de Madrid como  método de cribado nutricional automatizado (CONUT®), adoptado en 2010. Han recopilado los resultados de los análisis realizados a los pacientes ingresados, seleccionando controles de 6.041 casos, registrados en el periodo de junio a diciembre de 2010. Han protocolizado el procedimiento a seguir con tan alto número de casos detectados de posible desnutrición, redistribuyendo la carga asistencial en soporte nutricional para compartirla con los Servicios responsables mientras no sea necesaria la intervención de la Unidad.

Agradezco desde aquí a los compañeros de La Paz la deferencia que han tenido con nosotros al invitarnos a participar en sus sesiones de Cribado Nutricional desde su implantación y citarnos como coautores de este primer trabajo

P45-Evaluación de seis meses de utilización de un método de cribado de riesgo nutricional en el Hospital Universitario La Paz

 Palma Milla S1, Lisbona A1, García N1, Buño A1, Calvo I1, Codoceo R1, Ríos JJ1, Ulibarri I2, Gómez C1 1Hospital Universitario La Paz. Madrid. 2Hospital Universitario La Princesa. Madrid

 

Introducción: La desnutrición en el paciente hospitalizado se asocia a un incremento de morbimortalidad. La implantación de un método de screening automatizado permitiría identificar aquellos pacientes de riesgo que más se beneficiarían de la instauración de soporte nutricional adecuado, evitando/minimizando su impacto sobre la enfermedad de base. Asimismo su aplicación en el paciente preoperatorio y/o crítico podría ser de gran trascendencia.

Objetivos: Describir los resultados de la puesta en marcha de un método de cribado nutricional automatizado (CONUT) durante los meses de junio-diciembre en el Hospital La Paz.

Material y métodos: El método de Screening utilizado CONUT, descrito inicialmente por el Dr. Ulibarri, establece el perfil de riesgo nutricional de un paciente en función de los resultados de un sencillo sistema de puntuación de 3 variables: colesterol total, albúmina y linfocitos. En el mes de junio, pusimos en marcha este sistema en coordinación con los servicios de Análisis clínicos y Farmacia. El cribado se aplica automáticamente a los datos de la primera analítica diferida solicitada por el médico responsable durante el ingreso. El resultado, junto con las recomendaciones apropiadas para cada nivel de riesgo nutricional, se comunica junto con el resto de la analítica. La intervención nutricional específica se reserva para los pacientes de mayor riesgo nutricional, según protocolo diseñado por la Comisión de Nutrición.

Resultados: Durante los meses de junio a diciembre se analizaron 6.041 de 6.041 pacientes; Edad media 66,4 ± 19,4 años, albúmina 3,4 ± 0,7 g/l; colesterol 165 ± 51 mg/dl y linfocitos: 1,58 ±1,87 /ml. Resultados CONUT: No riesgo 1.998 pacientes (33,1%); bajo 2.087 (34,55%); moderado 1.400 (23,17%) y alto 551 pacientes (9,12%). La intervención nutricional específica se reservó a los pacientes de mayor riesgo nutricional.

Conclusiones: La aplicación de este sistema de cribado nutricional mostró un elevado porcentaje, 30% aproximadamente, de casos de riesgo nutricional moderado/alto entre los pacientes hospitalizados. La utilización rutinaria y automatizada de este sencillo método de screening permitió identificar aquellos pacientes con mayor riesgo y que, por tanto, más se beneficiarían de una estrategia nutricional específica. Actualmente estamos analizando la repercusión de la intervención.

El tercer póster a que me refiero hoy, de amplia casuística es el presentado como Implantación multicéntrica de un método automatizado de detección de riesgo nutricional en pacientes hospitalizados en medicina interna en Baleares”, presentado por G. Mercadal Orfila.

Lamentablemente no pude asistir a la presentación de este poster porque había demasiados a discutir en poco tiempo en diferentes grupos y pantallas, pero me ha gustado conocer la iniciativa de este nuevo sistema de filtrado nutricional para la detección precoz y automática de la desnutrición clínica. Esto nos permite comparar resultados también entre nuestros dos procedimientos y analizar en cuánto mejora, por ejemplo en sensibilidad y especificad el FANBAL al CONUT al añadirle la prealbúmina y las proteínas totales, ya que nosotros no incluimos la prealbúmina por entender que es un parámetro no utilizado habitualmente en los protocolos de análisis de rutina de valoración o evolución clínica y esto limitaría su utilidad en un rastreo de análisis ordinarios. Pero si su inclusión compensa en sensibilidad el aumento del costo al añadir esta determinación, sería muy interesante para tenerla en cuenta, por ejemplo en los protocolos de seguimiento.

Son pocos los datos estadísticos de que disponemos con esta sencilla presentación, pero es buena la impresión recibida sobre el planteamiento y metodología empleados.

Esperamos poder contactar con los autores para conocerlo mas ampliamente y colaborar en nuestras investigaciones, al igual que con el resto de ponentes e inquietos ante este problema..

J. Ignacio de Ulíbarri

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s